FUNCIONES BÁSICAS PARA EL CORRECTO DESARROLLO DENTAL EN LA INFANCIA

RESPIRACIÓN


Es fundamental que el niño respire por la nariz para el correcto desarrollo del 1/3 medio de la cara, y actualmente es una de las disfunciones más frecuentes.


En los niños que respiran por la boca se produce una posición anómala de la mandíbula, que comienza siendo postural, una posición baja de la lengua, y esto supone como hábito secundario que coloquen la lengua entre los incisivos al tragar, por lo que el paladar se estrecha y no se desarrolla correctamente. Incluso pueden producirse cambios a nivel postural.


La prioridad es que el niño respire por la nariz, un niño que respira por la boca es un niño enfermo.


Hay veces que, una vez eliminada la causa de obstrucción, pueden respirar por la nariz, pero no lo hacen espontáneamente. En estos casos debemos reeducar para despertar un circuito que está dormido. Para iniciar un programa de reeducación funcional con logopedia hay que esperar a que el niño tenga el suficiente grado de desarrollo y madurez para trabajar con él. En niños muy pequeños y con padres colaboradores podemos empezar con sencillos ejercicios.


MASTICACIÓN


Desde que el niño es capaz de sentarse y agarrar cosas, se van incorporando progresivamente los alimentos sólidos y se van incorporando nuevas texturas.


Cuando erupcionan los incisivos debemos ir estimulando al niño para que coma sólido, de esa forma se estimulará el crecimiento mandibular en sentido anteroposterior (avance mandibular para cortar), y cuando erupcionen los molares temporales irá aprendiendo a realizar los movimientos de trituración (de moler alimentos, son movimientos de lateralidad mandibular).


Enseñar a un niño a comer requiere invertir un tiempo para el aprendizaje, y es mucho más tentador para los padres seguir con la alimentación liquida o semisólida.


Un niño de 2 años puede comer lo mismo que el resto de su familia, ya comienza a poder realizar los movimientos de lateralidad y a los 3 años es totalmente autónomo a la hora de comer.


El aprendizaje de la masticación correcta (bilateral y alterna) supone: La estabilización de la mandíbula, el sellado labial, posición correcta de la lengua al tragar y el correcto crecimiento óseo y maduración muscular.


Debemos conseguir que el niño tenga unas pautas de masticación correctas, ya que la masticación es la responsable del crecimiento del 1/3 inferior de la cara y es fundamental para el desarrollo de la oclusión.


DEGLUCIÓN


Durante la deglución “adulta” la lengua se posiciona sobre el paladar duro, ejerciendo un movimiento ondulatorio de adelante atrás, esto acompañado de un sellado labial.



Si el niño no aprende a tragar correctamente, puede tener consecuencias, la lengua es un músculo muy potente y ejerce mucha presión sobre el lugar donde se posicione.


La presión de la lengua en la zona de los incisivos favorece la separación de los dientes anteriores superiores con respecto a los inferiores, es lo que denominamos "mordida abierta anterior".

Entradas destacadas
Entradas recientes
Síguenos
Buscar por etiquetas
Archivo
  • Facebook Basic Square

AVDA. DE LAS CIENCIAS ESQ. MÉDICOS SIN FRONTERAS - CENTRO MÉDICO QUIRÓN (SEVILLA ESTE) - TELÉFONO 955 408 592 - ODONTOLOGIA@CLINICAAMELAR.COM