CENTRO ODONTOLÓGICO

PRÓTESIS

La rehabilitación con prótesis o prostodoncia consiste en reemplazar los dientes ausentes y, de esta forma, recuperar la función masticatoria, fonadora y la estética perdida.

Cualquier pérdida dental, a excepción de los terceros molares o muelas del juicio, genera una serie de problemas que afectan al resto de los dientes. Incluso puede originar alteraciones en la articulación de la mandíbula, el estómago, los músculos masticatorios y cervicales.

Es fundamental valorar las distintas vías existentes y ver la mejor fórmula que se adapte a cada caso.

Los diferentes tipos de prótesis son:

- Prótesis removibles (el paciente se la quita y se la pone por sí mismo)

- Prótesis fijas sobre dientes naturales (tradicionalmente conocidas como puentes o fundas)

- Prótesis sobre implantes dentales (que pueden ser fijas o removibles)

Las prótesis removibles suelen llevar unos retenedores (ganchos) que abrazan los dientes presentes en la boca. Estas prótesis pueden ser utilizadas de manera provisional o temporalmente mientras se finaliza el proceso para obtener dientes fijos, ya que la prótesis fija supone una mayor comodidad para el paciente al evitar el posible movimiento de la prótesis removible y las molestias derivadas del apoyo de la misma sobre la encía.

En la actualidad, lo más confortable para los pacientes son las prótesis fijas, ya sean sobre dientes o sobre implantes. Este tipo de prótesis permite restaurar la función masticatoria y estética con la mayor naturalidad posible.

Actualmente, los implantes se han convertido en el tratamiento de elección a la hora de sustituir los dientes ausentes. Gracias a ellos podemos rehabilitar la boca mediante prótesis dental fija cuando faltan todas las piezas dentales.