CENTRO ODONTOLÓGICO

PERIODONCIA

La periodoncia es la disciplina odontológica que se encarga de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades periodontales, es decir, aquellas enfermedades que afectan a los te­ji­dos que ro­dean y sos­tie­nen al dien­te.

 

Las en­fer­me­da­des pe­rio­don­ta­les son pa­to­lo­gías infecciosas, ya que son las bacterias presentes en la placa dental las causantes de que dichas enfermedades se desarrollen. Estas bac­te­rías por sí mis­mas no son ca­pa­ces de pro­vo­car la en­fer­me­dad, sino que se precisa la existencia de una pre­dis­po­si­ción ge­né­ti­ca del individuo. La aparición y gravedad con la que las enfermedades periodontales se desarrollan dependerá también de otros facores tales como el ta­ba­co, es­trés, dieta, dia­be­tes, ciertos medicamentos, embarazo, etc.

 

Hay dos principales en­fer­me­da­des pe­rio­don­ta­les:

1. Gingivitis. Es la inflamación reversible de la encía y el sangrado es su principal manifestación. La gingivitis es una de las patologías más frecuentes en el ser humano y puede aparecer a cualquier edad. El sangrado de la encía durante el cepillado dental nunca debe ser considerado normal. Si la gin­gi­vi­tis se man­tie­ne en el tiem­po y a ello sumanos otros fac­to­res (ge­né­ti­cos, am­bien­ta­les…), puede llegar a desarrollarse la otra principal enfermedad periodontal,  la pe­rio­don­ti­tis (co­múnmente conocida como "pio­rrea").

2. Pe­rio­don­ti­tis. La encía debe estar bien adherida a los dientes para aislar el hueso de la cavidad bucal. En la periodontitis, ade­más de la in­fla­ma­ción de la en­cía ya men­cio­na­da, se produce la pérdida de este sellado de la encía, favoreciendo la destrucción irreversible de los te­ji­dos pe­rio­don­tales: hue­so al­veo­lar, ce­men­to dentario y li­ga­men­to pe­rio­don­tal. Es­ta des­truc­ción fa­vo­re­ce la pro­gre­sión de la en­fer­me­dad al crear un es­pa­cio o “bolsa” de­ba­jo de la en­cía en la que se acumula la placa bacteriana y a la que el individuo en incapaz de acceder para su limpieza. Si no se recibe el correcto tratamiento periodontal y no se controlan los factores desencadenantes, el final de la enfermedad será la pérdida de los dientes, a consecuencia de la destrucción de su soporte.

 

El problema de estas enfermedades es que no producen dolor, de ahí que el paciente desconozca su situación de infección y su diagnóstico sea normalmente tardío.

Además estudios científicos han demostrado su influencia en la salud general del paciente aumentando el riesgo de enfermedad cardiovascular, la descompensación de la diabetes o asociado a partos prematuros y recién nacidos de bajo peso en mujeres embarazadas. Incluso se ha relacionado con un menor rendimiento físico.

 

Tratamiento

El  objetivo del tra­ta­mien­to pe­rio­don­tal es eli­mi­nar la pla­ca y el cálcu­lo sub­gin­gi­val cau­san­tes de la en­fer­me­dad rea­li­zan­do un des­bri­da­mien­to de los te­ji­dos afec­ta­dos. De­be­mos co­rre­gir los fac­to­res que nos ha­cen más sus­cep­ti­bles, co­mo el ta­ba­co, y conocer todos los medios disponibles para evitar el acúmulo de la placa bacteriana (técnica de cepillado, cepillos interdentales, hilo dental...). Todo ello, con la finalidad de prevenir o detener la pérdida de soporte y conseguir el mantenimiento a largo plazo.

La ma­yo­ría de los tra­ta­mien­tos in­clu­yen:

- Enseñanza de higiene oral individualizada.

- Remoción de placa y cálculo (placa calcificada o sarro) por parte del profesional. En caso de periodontitis esta remoción consta de:

- Tratamiento periodontal básico: busca eliminar y prevenir el depósito y endurecimiento de la placa bacteriana localizada en las superficies dentarias supragingivales y subgingivales mediante el raspado y alisado radicular. Es un tratamiento preventivo con técnicas de higiene oral para evitar que se deposite y curativo removiéndola.

- Tratamiento periodontal con cirugía: cuando el tratamiento periodontal básico no es suficiente porque está afectado el hueso y no es posible controlar la infección sólo con los raspados.

 

Mantenimiento periodontal

Todo lo conseguido previamente podría no resultar eficaz a largo plazo sin el mantenimiento. Consiste en realizar sesiones periódicas de revisión y limpiezas con una frecuencia adaptada a las necesidades de cada paciente. Podemos conseguir mantener dientes en muy mal estado durante muchos años siguiendo unas sencillas pautas.

 

Cirugía plástica periodontal:

- Sonrisa gingival y asimetrías gingivales (Alargamiento coronario): busca eliminar el exceso de encía y reposicionar el componente mucogingival en su posición correcta.

- Recesiones gingivales: (Injertos): exposición de la superficie radicular debido a la migración apical de la encía. El tratamiento consiste en colocar injertos pediculados o no, para cubrir la exposición radicular.